Connect with us

Viral

¡Alerta! Remedios nocivos: Destrozan tus riñones

La reacción adversa a ciertos medicamentos puede provocar daño renal, alterando la función normal de estos órganos vitales.

Bienvenido a este artículo donde exploraremos los riesgos ocultos de ciertos remedios que, aunque comunes, pueden tener un impacto perjudicial en nuestros riñones, llegando incluso a causar insuficiencia renal. Los riñones, a pesar de su resistencia y capacidad para soportar diversas agresiones, son órganos extremadamente sensibles a los efectos de los medicamentos y suplementos. Esto incluye aquellos que usamos en nuestra vida diaria, como los antibióticos para combatir infecciones o los medicamentos para controlar la presión arterial o problemas cardíacos. Sorprendentemente, incluso los medicamentos para tratar la gastritis, incluyendo las vitaminas, pueden ser dañinos para nuestros riñones. Acompáñanos en este viaje de descubrimiento y aprendizaje para proteger mejor nuestra salud renal.

Los dos mayores peligros para los riñones

Persona tomando medicamentos que afectan sus riñones, con la mano en la parte baja de la espalda debido a un cólico renal
La reacción adversa a ciertos medicamentos puede provocar daño renal, alterando la función normal de estos órganos vitales.

El primer riesgo radica en que, a menudo, no se presentan síntomas y el individuo no experimenta ninguna molestia hasta que la situación es tan grave que requiere diálisis. Es factible sufrir daño renal a causa de medicamentos sin que se produzcan cambios en la orina. Otro gran riesgo es que, cuando la función renal se ve afectada por un medicamento, su eliminación también se ve alterada y se acumula en la sangre, lo que puede dañar otros órganos como el cerebro, el hígado y el corazón. No obstante, todos estos problemas son prevenibles y tratables, y en muchas ocasiones no es necesario interrumpir el uso del medicamento que se está tomando.

Principales medicamentos que causan daño renal

Los medicamentos principales que pueden provocar insuficiencia renal incluyen ciertos antibióticos como la penicilina, la amoxicilina y las quinolonas como el ciprofloxacino. Los medicamentos para aliviar la gastritis, como el omeprazol, también pueden ser perjudiciales. Se menciona que las vitaminas, especialmente la vitamina D, pueden causar daño renal si se consumen en dosis altas. Otros medicamentos potencialmente dañinos para los riñones son los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno y el diclofenac, los medicamentos para regular la presión arterial y tratar problemas cardíacos como los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) y los antagonistas de los receptores de angiotensina II (ARA II), y los diuréticos como la furosemida. El riesgo de sufrir daño renal es mayor en las personas de edad avanzada, los pacientes deshidratados o aquellos que ya presentan problemas renales previos.

Síntomas de insuficiencia renal causada por medicamentos

Persona con daño renal
Es esencial consultar a un médico antes de iniciar cualquier tratamiento farmacológico, ya que algunos medicamentos pueden causar insuficiencia renal si no se administran correctamente.

La insuficiencia renal inducida por medicamentos puede ser inicialmente asintomática. En muchos casos, se identifica mediante pruebas de sangre y orina que revelan un incremento en los niveles de creatinina en la sangre o la aparición de proteínas en la orina. Síntomas más leves pueden manifestarse como vértigo, edema en los pies y variaciones en el volumen de orina excretada. Cualquier alteración en la cantidad de orina, ya sea un aumento o una disminución, debería ser motivo de alerta.

Prevención y tratamiento

Para evitar el deterioro renal provocado por fármacos, es aconsejable mantener una buena hidratación, consumir agua en cantidad suficiente, limitar el consumo de alcohol, no sobrepasar la dosis sugerida de medicamentos de venta libre, evitar la combinación de medicamentos sin la supervisión de un médico y realizar chequeos regulares si se padecen otras afecciones de salud. También se destaca la importancia de explorar opciones no farmacológicas o alternativas naturales para el manejo de síntomas o enfermedades, y de utilizar medicamentos solo en dosis mínimas y durante el menor tiempo posible. Para aquellos individuos que ya presentan problemas renales, puede ser necesario ajustar la dosis de ciertos fármacos.

En resumen, se nos advierte sobre los riesgos de los remedios que pueden perjudicar nuestros riñones y provocar insuficiencia renal. Se nos proporciona información sobre los principales medicamentos que pueden dañar los riñones, los síntomas de la insuficiencia renal y cómo prevenirla y tratarla. Es crucial tener en cuenta estas recomendaciones para salvaguardar la salud de nuestros riñones y prevenir complicaciones serias a futuro.

El video original puedes verlo pinchando AQUÍ

Advertisement