Connect with us

Noticias

El secreto para un cabello abundante: Haz tu propio aceite de sábila

El aceite de sábila o aloe vera es un excelente aliado natural para la salud y belleza de tu cabello. En esta guía, vamos a enseñarte a preparar este maravilloso aceite casero que no solo nutrirá y reparará tu cabello, sino que también acelerará su crecimiento. Para esta preparación, utilizaremos ingredientes accesibles y seguiremos unos pasos sencillos. ¡Tu melena te lo agradecerá!

Para comenzar, debemos reunir los siguientes ingredientes:

  • 1 a 5 pencas de sábila (aloe vera), dependiendo de su tamaño
  • Aceite de coco (alternativamente, aceite de oliva si no tienes aceite de coco)

Preparación de las pencas de sábila

El primer paso es preparar la penca de sábila. Dependiendo del tamaño de las pencas, puedes usar entre una y cinco. Dado que encontré una penca muy carnosa y grande, solo necesitaré una. Lo primero que debes hacer es cortar la parte inferior de la penca y colocarla en un recipiente con agua durante toda la noche. Este proceso ayuda a extraer todo el yodo de la planta.

Preparación del aceite de sábila a baño maría

Después de dejar la penca de sábila en agua toda la noche, debes enjuagarla nuevamente con agua fría y cortarla en pequeños trocitos. No es necesario quitarle la cáscara, ya que hemos eliminado el yodo. Trata de cortar los trozos de sábila lo más delgados posibles. Aproximadamente dos tazas de estos trozos serán suficientes.

Para la preparación del aceite, vamos a utilizar la técnica de baño maría. Para ello, necesitaremos dos ollas: una grande y una pequeña. En la olla grande, colocaremos agua y en la más pequeña, colocaremos todos nuestros ingredientes. Primero llevamos el agua de la olla grande a hervir. Luego, reducimos el fuego a medio e introducimos la olla pequeña con aproximadamente una taza de aceite de coco (o aceite de oliva).

Cuando el aceite esté derretido, agregamos los trocitos de sábila en la olla pequeña y los cubrimos con una tapadera. Dejamos que se cuezan a fuego lento durante aproximadamente cinco minutos y luego apagamos el fuego.

El aceite de coco es uno de los mejores ingredientes para el cuidado de nuestro cabello, ya que contiene una gran cantidad de ácidos grasos como el láurico, linoleico y palmítico. Este aceite no solo hidrata y fortalece el cabello, sino que también aporta brillo, rejuvenece, previene la caída y promueve el crecimiento de nuevo cabello. También combate la caspa y elimina piojos y liendres si se aplica directamente a la raíz.

Después de cinco minutos en el fuego, retiramos la olla y la dejamos reposar cubierta con la tapadera. El calor residual del agua continuará extrayendo los nutrientes y vitaminas de la sábila. Para obtener todos los beneficios, dejamos reposar la mezcla durante otras tres horas.

Pasadas las tres horas, machacamos un poco la sábila con una cuchara para extraer un poco más de su jugo. Luego, colamos el aceite con la ayuda de un colador o una gasa. Es recomendable dejar los trocitos de sábila en el colador durante media hora más para que se escurran completamente y aprovechar todo el aceite.

Una vez colado, guardamos el aceite en un recipiente de cristal con tapa. Este envase ayudará a conservar el aceite por más tiempo y a mantener sus propiedades intactas.

Modo de aplicación

Aplicar este aceite es muy sencillo y los resultados son sorprendentes. Para estimular la circulación sanguínea y fomentar el crecimiento del cabello, aplicamos el aceite directamente en la raíz con pequeños masajes uniformes. Después de aplicar en el cuero cabelludo, extendemos el aceite hasta las puntas del cabello.

Este tratamiento debe aplicarse dos o tres veces por semana. Dejar actuar el aceite durante al menos una hora, aunque para obtener resultados más rápidos, puedes dejarlo actuar toda la noche y lavar tu cabello como de costumbre con tu champú y acondicionador favoritos al día siguiente.

Para potenciar aún más los efectos del aceite, te sugerimos hacerte un pequeño chongo y cubrir tu cabello con un plástico o gorro de ducha mientras actúa el aceite. Recuerda que los resultados pueden variar y la mejora notable en el grosor, brillo y volumen de tu cabello no se dará de la noche a la mañana. La constancia en el uso de este tratamiento es clave para ver realmente la diferencia.

El aloe vera es una planta que contiene más de 20 minerales y una gran cantidad de vitaminas como B1, B2, B5, B6, B12 y C. Estas son fundamentales para el crecimiento del cabello. Además, el aloe vera es capaz de abrir los poros del cuero cabelludo, facilitando la absorción de nutrientes y vitaminas. También es excelente para eliminar la caspa y controlar el exceso de grasa capilar. Gracias a su similitud con la queratina, el aloe vera vuelve el cabello más flexible y resistente, dificultando su rotura y favoreciendo su crecimiento.

Finalmente, este aceite es especialmente recomendado para chicas con cabello rizado. Su aplicación constante ayudará a suavizar los rizos, facilitando el peinado y mejorando la apariencia general del cabello.

Prueba este tratamiento casero de aceite de sábila y comparte tus resultados. Una melena más saludable y radiante te espera con este sencillo pero efectivo truco de belleza.

El video original puedes verlo pinchando AQUÍ

Advertisement