Connect with us

Viral

¡Descubre cómo recuperar tu memoria y potenciar tu mente!

Si piensas que estás olvidando muchas cosas y puedes tener demencia u otro problema grave, déjame decirte que en más del 90% de los casos esto no es así. El problema tiene solución y es reversible.

¿Sabías que en la gran mayoría de los casos no hay un cerebro con mala memoria o concentración, sino más bien un cerebro poco entrenado o con algún problema de salud que no fue detectado y que se puede tratar para resolver el problema?

Además, existen alimentos, formas naturales, hábitos, técnicas, ejercicios para aumentar el poder cerebral con un impacto sorprendente para mejorar la memoria, la concentración y no importa la edad que tengas. Mira, aquí está el cerebro y la memoria es la capacidad que tenemos para recordar información.

Esta información se almacena en el cuerpo de las neuronas, que se distribuyen en varias partes del cerebro, principalmente en el hipocampo, y todas están conectadas entre sí, incluso con las áreas de los sentidos, como el gusto, el olfato, el oído.

Y es sorprendente cuando intentamos recordar algo, todo esto se activa y brilla principalmente la región del hipocampo, que inmediatamente comienza a recibir señales de otras áreas del cerebro. Y esto es muy importante. Estas señales viajan en forma de mensajeros químicos llamados neurotransmisores que entran en contacto con las neuronas para transmitir su mensaje. El problema es que con el tiempo todo esto se deteriora y el proceso de recordar algo se vuelve más difícil, más lento. Es porque nuestro cerebro se encoge, se atrofia con la edad. Ahora algunos alimentos, hábitos y enfermedades dañan el cerebro, causando que este deterioro sea más rápido, lo que dificulta aún más la concentración y el intento de recordar cosas. Hola a todos, soy el Dr. Veller y tengo muy buenas noticias. En la gran mayoría de los casos, los problemas de memoria y concentración pueden prevenirse, tratarse e incluso revertirse. Podemos aumentar la potencia de nuestro cerebro con algunos alimentos y hábitos, todos de forma natural. Y no importa si tienes 70 o 20 años. También hay ejercicios y diferentes técnicas que ayudan a proteger a las neuronas, facilitan la formación de estos neurotransmisores para llevar señales más rápido y mejorar las señales. Y ayudan a reparar el daño causado. De inmediato te diré cómo aumentar el poder del cerebro. Pero primero te mostraré cuáles son las enfermedades que pueden dañar y comprometer tu memoria. Y esto es muy importante porque estas enfermedades se confunden con la demencia, pero si las detectamos y tratamos a tiempo, podemos revertir los síntomas y mejorar en gran medida la pérdida de memoria. La primera de estas son las alteraciones hormonales en el hipotiroidismo, que cuando son muy graves, alteran la función cerebral. En general, esta patología hace que todo sea más lento, el metabolismo nos deja fatigados, la memoria y la concentración disminuyen.

Ahora, lo bueno es que al dar la reposición hormonal que se necesita, todo vuelve a la normalidad y el problema de memoria se revierte. Deficiencia de vitaminas. Esto es muy importante, especialmente la vitamina B12 y la vitamina D. Una de las principales características de la deficiencia severa de vitamina B12 son los síntomas neurológicos, incluidos los trastornos de memoria. Además, la vitamina D no es solo importante para nuestros huesos, para el calcio y para el sistema inmunológico. La deficiencia más grave de esta vitamina está asociada con problemas cerebrales, especialmente en aquellos que están por debajo de 20, incluso por debajo de 15 nanogramos por mililitro. Esto está asociado con demencias. Te diré cómo funciona todo esto en breve. Presta atención aquí. La depresión y los trastornos emocionales son una causa muy común de que las personas piensen que tienen demencia. Cuando la depresión es más grave, incluso puede dar síntomas psicóticos, alucinaciones, períodos de agresividad, olvidar cualquier cosa, tanto a corto como a largo plazo.

Ahora te diré de inmediato cómo diferenciar si tienes depresión u otra patología de una verdadera demencia. También hay remedios que comprometen la memoria y la concentración. Por ejemplo, los utilizados en algunos casos para el insomnio, las benzodiacepinas, el clonazepam, el diazepam o los remedios utilizados para las alergias, como los antihistamínicos. El uso crónico, incluso por un corto período de más de 7 a 15 días, puede causar trastornos cerebrales, trastornos de memoria. Y es muy común que al dejar de tomar estos medicamentos o cambiar a otros que sean menos dañinos para el cerebro, la persona revierta por completo los síntomas de olvido e incapacidad para concentrarse.»

Enfermedades Tratables que Afectan la Memoria

Ahora, nunca suspendas los medicamentos que estás tomando sin consultar con tu médico. Otras enfermedades también son reversibles. Por ejemplo, la sífilis, una infección de nuestro sistema nervioso. Muchas veces la persona no tiene ningún síntoma. Incluso contrajo la sífilis en alguna otra etapa o momento de su vida. Pero ahora esta bacteria está inflamando su cerebro, su sistema nervioso, causando trastornos de memoria. Esto se llama neurosífilis. Y sucede porque cuando la persona fue infectada no se dio cuenta o por alguna razón no hizo el tratamiento. Puede ocurrir incluso 20, 30 años después de la infección inicial. La buena noticia es que esto tiene cura. Es con penicilina. Ahora presta atención a esto. cambios de sodio. Muy simplemente, tener sodio bajo en nuestra sangre puede llevar a varios problemas, incluidos trastornos de memoria. Reduce nuestra atención, nos deja como si estuviéramos más lentos. Y esto sucede porque cuando el nivel de sodio en nuestra sangre baja mucho, puede haber un edema cerebral. Nuestras células se hinchan dentro del cráneo y el cerebro, estando contenido por la estructura ósea, es decir, por los huesos del cráneo. Cuando el cráneo se hincha, no lo acompaña. Luego, aumenta la presión dentro de nuestra cabeza. Y cuando esto ocurre de manera lenta y crónica, la persona puede no darse cuenta o tener pocos síntomas, un dolor de cabeza más leve, sutiles trastornos de memoria y concentración. Y es difícil de diagnosticar. También puede tener cambios de personalidad. Este problema de bajo sodio puede ocurrir por muchas razones. Por ejemplo, puede ser un efecto adverso de los medicamentos antidepresivos como la fluoxetina, la sertralina. También puede ser causado por infecciones como la neumonía, la COVID 19 o un traumatismo en la cabeza. Por ejemplo, en boxeadores, en jugadores de fútbol. Pero ten en cuenta que es extremadamente importante que antes de que te clasifiquen como teniendo demencia, el médico te haga una buena entrevista, un examen físico y solicite pruebas adicionales, análisis de sangre o lo que él considere necesario para detectar estas causas. enfermedades irreversibles que se confunden con demencia. Si encuentra alguna de ellas, te tratará, por ejemplo, te dará hormona tiroidea. O te dará penicilina, y así sucesivamente. Hay otros problemas de salud que son un poco más difíciles de tratar, como las secuelas de un accidente cerebrovascular o también la llamada demencia vascular, que está estrechamente asociada con la hipertensión, los problemas de colesterol y el síndrome metabólico.

Lo que sucede aquí es que las arterias del cerebro se obstruyen lentamente, lo que causa obstrucción y alteración del flujo sanguíneo en tus neuronas y esto genera atrofia cerebral.

No olvidemos esas causas de problemas de memoria que están estrechamente relacionadas con la genética, como la enfermedad de Alzheimer, por ejemplo, y otros tipos de demencia.

Pero de la misma manera, cualquiera que sea el problema de salud que tengas, todo lo que te voy a contar a continuación para aumentar el poder cerebral, mejorar la memoria y la concentración, puede ayudarte mucho.

Señales de Advertencia de Demencia vs. Problemas Reversibles

Ahora, ¿cuáles son las señales de advertencia? ¿Cómo sabes si tienes un problema reversible o si realmente tienes demencia?

Bueno, lo que sucede en esta enfermedad es que hay un deterioro grave de varias funciones cerebrales. Es obvio que la memoria está alterada, la capacidad de recordar cosas, la concentración también está alterada, pero otras partes de nuestro cerebro también están alteradas, como la capacidad de reconocer personas u objetos para usar, por ejemplo, la llave para encender la cocina fuego para abrir una puerta. También se altera la capacidad de hablar o entender lo que te dicen. Es decir, no es solo un problema de memoria y concentración. Además, el problema es tan grave que necesitas a otras personas, dependes de otra persona para realizar todas tus actividades diarias. Pero lo más importante, para decir que realmente tienes demencia, primero se deben descartar todos los demás problemas reversibles que mencioné antes. ¿Cómo podemos mejorar la memoria y la concentración?

Independientemente de la edad y el problema que tengas. Los primeros alimentos ricos en omega 3, por ejemplo, pescado con grasas buenas con ácidos grasos EPA y DHA que son vitales para el buen funcionamiento del cerebro. Puedes encontrarlos en atún, sardinas, salmón, omega 3.

Además de reducir los problemas cardiovasculares y la inflamación en nuestro cuerpo. También ayuda a reducir el daño cerebral. Esta sustancia también está presente en semillas de lino, chía, ajonjolí, o puedes consumirla en forma de suplementos. Esto es especialmente importante en personas mayores, porque precisamente ayuda a producir, a fabricar estos mensajeros químicos que nuestras neuronas necesitan para formar recuerdos y almacenar la memoria. Alimentos antioxidantes y antiinflamatorios. Todos ellos son buenos, pero uno de importancia especial es la cúrcuma. Los estudios en animales mostraron que consumirla a diario reduce la inflamación cerebral y reduce el daño causado a las neuronas, incluso ayudando a reparar las que ya están dañadas. La cúrcuma también ayuda a prevenir el depósito o acumulación de sustancias que causan la muerte cerebral y llevan a la demencia. Aunque no hay estudios en humanos que lo demuestren, consumirla todos los días como te guste. Con las frutas, con la ensalada, en el batido no te hará daño. Además de tener muchos otros beneficios para el cuerpo, los arándanos o las frutas rojas en general, su enorme poder antioxidante protege el cerebro. Los estudios han demostrado que aquellos que consumen esta fruta casi todos los días tienen más habilidades para realizar tareas que requieren concentración o recordar cosas y, sobre todo, mantenerse enfocados en esa actividad. Estas frutas protegen nuestro cerebro de los radicales libres, sustancias que dañan directamente el ADN de nuestras neuronas y causan la muerte celular. Café, principalmente con cafeína. Algunos estudios han demostrado que consumir de 2 a 3 tazas estándar de café al día disminuye el riesgo de algunas demencias asociadas con la enfermedad de Alzheimer o el Parkinson. Beber café en esta cantidad, idealmente sin azúcar, mejora la memoria, la concentración, la capacidad de concentrarse en una actividad. Además, reduce el riesgo de morir por enfermedad cardíaca o enfermedad renal. Ahora ten cuidado. Hay personas que son muy sensibles a la cafeína y no pueden consumirla, especialmente porque les da mucha dificultad para conciliar el sueño, ansiedad y nerviosismo. En estos casos, se recomienda consumir menos o evitar consumirlos cerca de la hora de dormir. Otros alimentos que son muy buenos para el cerebro y que debes tratar de incorporar casi a diario. Nueces, verduras de hoja verde oscuro, aceite de oliva virgen extra. Evita comer carne roja o reemplázala por aves de corral o pescado. Hacer esto reduce el riesgo de sufrir demencia u otros problemas de memoria en un 35%, además de retrasar el envejecimiento y favorecer la formación de sustancias químicas, mensajeras neuronales. Veamos ahora cuáles son los mejores hábitos, ejercicios y técnicas para aumentar el poder cerebral y todo lo que tiene que ver con perder peso y mantenerse activo. Es mucho más que simplemente quemar calorías. Primero, la obesidad está directamente relacionada con la aparición de resistencia, insulina, diabetes, trastornos de la circulación, aterosclerosis. Problemas cardiovasculares. Y esto afecta directamente a nuestro cerebro. Segundo y muchos no lo saben. El exceso de grasa corporal altera nuestros genes, es decir, cambia el material genético que está relacionado con la memoria y la concentración. En palabras simples, hace que las neuronas no funcionen como deberían, pero además el exceso de tejido adiposo produce sustancias llamadas tejido adiposo fino, que inflaman nuestro cuerpo, dañan nuestro cerebro y nos hacen sentir cansados todo el tiempo. Los problemas de memoria relacionados con la obesidad pueden comenzar incluso entre los 18 y 35 años. Y te digo más. Los cerebros de las personas que hacen ejercicio al menos tres veces a la semana se encogen menos. Atrofian menos. Principalmente la región del hipocampo. Que está directamente relacionada con la memoria. El ejercicio reduce el riesgo de demencia en al menos un 50%. Otro estudio mostró que incluso los adultos que llevan una vida en forma tienen un 88% menos de riesgo de problemas de memoria y retrasan la aparición de síntomas hasta 11 años. Duerme mejor. Al dormir, reparamos nuestro ADN, fortalecemos nuestra memoria, consolidamos lo que hemos aprendido y transformamos esos recuerdos o memoria a corto plazo. En la de largo plazo. La privación de sueño afecta la memoria incluso en niños, pero puede ocurrir a cualquier edad. Los errores que pueden ocurrir en el entorno laboral aumentan mucho cuando dormimos mal. Y todo esto tiene mucho que ver con el estrés, con las preocupaciones. El consejo es, idealmente, dormir entre ocho y nueve horas al día. Preferentemente. Y siempre a la misma hora. Ahora, ¿cuáles son las mejores técnicas para aumentar la memoria y la concentración? Una de ellas es practicar mindfulness o atención plena. Y esto consiste en ponerse en un estado mental para concentrarse en lo que está sucediendo ahora. La situación actual con la práctica diaria, esto se convertirá en un hábito y te hará olvidar menos las cosas y podrás concentrarte mejor.

Advertisement

Es muy útil para aquellas personas que salen de casa, llegan al auto y se dan cuenta de que olvidaron la llave en el apartamento o que olvidaron su bolso o cartera. Esto es literalmente enseñar a tu cerebro a prestar atención a lo que estás haciendo en este momento.

También se sabe que además de aumentar la memoria y la concentración, disminuye el deterioro cognitivo que ocurre con la edad. Además de mejorar el bienestar en general. Hazlo tantas veces como puedas durante el día. Ejercicio de memoria directamente con juegos de mesa como el ajedrez o crucigramas sudoku. Leer o usar cualquier opción disponible actualmente en aplicaciones de teléfonos celulares para fortalecer la memoria. Practica esto 15 minutos al día, cinco días a la semana, durante al menos cuatro semanas. Ayuda mucho y notarás un cambio significativo en tu capacidad para recordar cosas. Mejora la memoria a corto plazo, la concentración y la capacidad para resolver problemas, reduciendo así el riesgo de demencia. Y no importa cuántos años tengas. Aprender una nueva habilidad es extremadamente importante para tu cerebro. Por ejemplo, aprender a bailar tango, aprender otro idioma, usar la mano no dominante. Por ejemplo, la mano izquierda para realizar algunas actividades todos los días, intentar aprender un nuevo instrumento. El punto es ejercitar tu mente todos los días. Esto promueve el crecimiento de las células cerebrales. Además, obliga a tu cerebro a crear nuevas vías para producir comunicación entre las neuronas. Busca en internet juegos de entrenamiento cerebral o aplicaciones. Para meditar. Idealmente, tómate unos minutos al día para dejar que tu mente se vacíe, relajarte, contar tus respiraciones. Esto reduce el estrés, mejora la concentración y la memoria. De hecho, meditar mostró en estudios científicos que aumenta el volumen del cerebro, principalmente en aquellas áreas que contienen la sustancia gris donde se encuentra el cuerpo de las neuronas y se almacena la información relacionada con la memoria. Ya te hablé de los suplementos y vitaminas para tu memoria, pero lo que te voy a contar a continuación es más importante que ellos. Evita los carbohidratos refinados tanto como sea posible, aquellos que producen picos de insulina como las galletas, el pastel, el arroz blanco, el pan, el azúcar en general. Observa, un estudio de más de 4,000 personas mostró que aquellos que consumen estos alimentos diariamente, refrescos, bebidas azucaradas, azúcar en general, tienen más dificultades para concentrarse y olvidar cosas más fácilmente. Ahora veamos los suplementos y vitaminas. Por ejemplo, el ginkgo biloba. ¿Podría ser que sus efectos en la memoria y el cerebro sean tan fabulosos como se anuncian? Lo que te estoy diciendo es que hay numerosos estudios que no han podido mostrar un beneficio real entre consumir este suplemento y mejorar la función cerebral. En mi opinión, comer bien y llevar una vida saludable es mejor y más barato que cualquiera de estos suplementos comerciales de vitaminas. En general, si comes una dieta equilibrada, los suplementos de vitaminas no son necesarios, pero la vitamina B12 y la vitamina D requieren atención especial. Los veganos, por ejemplo, tienen un mayor riesgo de deficiencia de vitamina B12 en estos casos. En estos casos, la consulta con tu nutricionista y tu médico es fundamental. Es posible que necesites reponer en forma de suplementos o alimentos fortificados. Ahora, la deficiencia de vitamina D también se asocia con la demencia, especialmente cuando sus niveles están muy bajos. La mejor fuente de vitamina D es el sol. 15 o 20 minutos al día es suficiente para mantener niveles adecuados. Ahora, en algunas regiones del mundo donde hay poco sol o tienes una contraindicación en tu piel para exponerte, es posible que necesites suplementos. En general, lo recomendado es consumir entre 2,000 y 10,000 unidades internacionales por día de vitamina D, dependiendo de cada caso, dependiendo de cada organismo. Nunca te automediques y siempre consulta con tu médico y nutricionista para saber cuál es la dosis adecuada para ti. Porque hay un riesgo de intoxicación con estas vitaminas. Y en cuanto al magnesio y la función cerebral. Tenemos un video específico. Hablando de eso. Encuéntralo en el canal. Bueno, espero que te haya gustado el video. Fue informativo. Déjame tu comentario. Es muy importante para nosotros que actives las notificaciones y te suscribas a nuestro canal. Esto nos ayuda mucho a seguir creciendo. Adiós, adiós.

El video original puedes verlo pinchando AQUÍ

Advertisement